fbpx

De como la atención plena transforma el sufrimiento. Tercera parte

Escultura de Sukhi Barber

¿Por qué los profesores de MBSR y MBCT[1]

deberían conocer la Primera y la Segunda Noble Verdad?

por John D.
Teasdale y Michael Chaskalson (Kulananda) (*)

 

¿Qué beneficio adicional hay para los profesores de aplicaciones basadas en la atención plena en saber y comprender el marco conceptual particular que hemos presentado?

 

Hay dos aspectos en esta pregunta: (1) qué beneficio hay en tener cualquier marco conceptual para guiar la enseñanza de MBSR, MBCT, etc.? (2) qué beneficio hay en tener el marco conceptual particular ofrecido por el Buddha en las Cuatro Nobles Verdades?

 

Sin ningún marco de entendimiento para guiarla, la aplicación de prácticas de atención plena a problemas de stress, desorden emocional y similares, se reduce a enseñar y aprender una serie de técnicas. Esto ofrecería a los estudiantes una oportunidad   para aprender cómo controlar aspectos de su atención, lo que les permitiría recobrar y asentar la mente. Primariamente, adquirirían habilidades de concentración, similares a aquéllos enseñados en otras prácticas de concentración, tales como la meditación trascendental. Estas son beneficiosas para calmar y relajar la mente.

 

Sin embargo, sin una comprensión de la naturaleza del sufrimiento que están experimentando, o de cómo la atención plena actúa en la reducción de ese sufrimiento, ni los estudiantes ni los profesores sería capaces de enfocar la aplicación de la atención plena más específicamente y de manera más efectiva para transformar los procesos que crean y sostienen sufrimiento. De esta manera, pacientes y clientes estarían usando tan solo una estrecha gama de todos los recursos terapéuticos potenciales que la atención plena pone a su disposición. Por esta razón, los efectos beneficiosos de los programas de mindfulness son menores de los que podrían ser.

 

Otra limitación de trabajar sin un marco de comprensión de cómo surge el sufrimiento y cómo la atención plena puede curar ese sufrimiento, es que cuando las dificultades u obstáculos aparecen, no hay un “mapa de ruta” para consultar, a efectos de encontrar una vía alternativa. Todo lo que uno puede hacer es tratar de aplicar las mismas técnicas con más vigor para atravesar el obstáculo. Es más, sin algún entendimiento subyacente para guiarlos y motivarlos, es difícil tanto para estudiantes como para profesores, comprometerse a algunos de los aspectos más desafiantes de la práctica de la atención plena, como es el acercamiento progresivo al sufrimiento que, como hemos visto, es donde reside el mayor potencial para un  cambio terapéutico a largo plazo.

 

Si aceptamos que es útil tener algún marco de comprensión para guiar aplicaciones de atención plena, ¿cuáles son las fortalezas del marco que hemos descripto[2]?

 

Describiremos tres.

 

Primero, es de uso general. El análisis ofrecido por las Nobles Verdades está destinado a ser igualmente aplicado a la total gama de sufrimiento desde el sentimiento de desasosiego existencial más leve pasando por el problema de gran depresión recurrente y ataque de pánico.

 

Este alcance general significa:

 

(1) Aunque los profesores y sus clientes o pacientes estén experimentando diferentes intensidades de sufrimiento, los mecanismos subyacentes son los mismos, por lo tanto los profesores pueden compartir un sentimiento de hermandad y compasión con sus estudiantes y pueden recurrir a su propia experiencia para enriquecer su enseñanza de atención plena.

 

(2) los estudiantes pueden adquirir habilidades y comprensión trabajando con sufrimiento “diario” de más baja intensidad, en vez de trabajar con los problemas más intensos que los llevó a buscar ayuda.

 

(3) La experiencia de practicar la atención plena como parte de un programa “terapéutico” puede abrir una puerta a clientes y pacientes para que se interesen en explorar la relevancia de la atención plena en sus vidas de una manera más general.

 

Segundo, la realidad de dukkha es universal e inevitable, dada la manera en que nuestras mentes funcionan. El marco conceptual expuesto puede ayudar a reducir la identificación personal con el sufrimiento, de acuerdo con el análisis del Buddha. Si este análisis es correcto, también significa que la búsqueda seductora de cualquier solución de tipo “remedio rápido” al problema del sufrimiento (“si tuviera un automóvil, una casa, una pareja, una carrera, una buena apariencia, más conocimiento, etc., sería feliz”) está destinada al fracaso. Si este es el caso, sería bueno saberlo.

 

Tercero, este marco de comprensión fue el que originalmente dio lugar a la integración y desarrollo de las prácticas de atención plena como componente central de un programa integrado para reducir y eliminar el sufrimiento. Dos milenios y medio de experiencia en la aplicación de la atención plena en este contexto han dado una base de valor incalculable para refinar y desarrollar el uso de la atención plena para sanar el sufrimiento. Evidencia anecdótica dentro de esta tradición también prodiga innumerables ejemplos demostrando que, cuando somos guiados por el marco de comprensión de las Cuatro Nobles Verdades, la atención plena “funciona”. La mayoría de la más sistemática y reciente evidencia que la atención plena, en la forma de  MBSR y MBCT, “funciona” también ha provenido de estudios en los cuales los instructores han trabajado dentro de un entendimiento de la atención plena relacionado, de una manera u otra, con el marco que el Buddha propuso.

 

(*) John D. Teasdale

15 Chesterford House, Southacre Drive, Cambridge CB2 7TZ, UK.

Email: j@jdteasdale.plus.com

 

(*) Michael Chaskalson (Kulananda)

Centro para la Investigación y Práctica de la Atención Plena, Escuela de Psicología, Universidad de Bangor, UK.

Email: Michael@mbsr.co.uk

 

Fuente: Contemporary Buddhism, Vol. 12, No. 1, May 2011

Traducción de Betina Getsuko, revisada por Dokushô Villalba.

 

REFERENCIAS

 

  • NYANAPONIKA THERA, and BHIKKHU BODHI, trans. 2007. Anguttara Nikaya.

Antología: Una antología de discursos del Anguttara Nikaya. Kandy, Sri Lanka: Sociedad de Publicaciones Budistas.

  • BATCHELOR, S. 1997. Budismo sin creencias: Una guía contemporánea para despertar. New York: Riverhead Books.
  • BUDDHADÀSA. B. 1989. Yo y lo mío, ensayos selectos de Bhikkhu Buddhadàsa. Editado y con introducción de Donald K. Swearer. Albany: State University of Nueva York Press.
  • CHAH, A., J. KORNFIELD, and P. BREITER, 2004. Un quieto estanque del bosque: La meditación introspectiva de Achaan Chah. Wheaton, IL: Quest Books.
  • WALSHE M, 1987. Los extensos discursos del Buddha: una traducción del Dìgha Nikàya, Boston, MA: Wisdom Publications.
  • OLENDZKI, A. 2005. Yo como verbo. Descifrando las enseñanzas del Buddha sobre cómo nos construímos a nosotros mismos. Tricycle: the Buddhist Review, Summer 14 (4)
  • SALLATHA SUTRA: Samyutta Nikàya 36:6. Traducido por Nyanaponika Thera.
  • http://www.accesstoinsight.org/tipitaka/sn/sn36/sn36.006.nypo.htmlhttp://www.accesstoinsight.org/tipitaka/sn/sn36/sn36.006.nypo.html
  • BODHI B. 2000. Los discursos del Buddha: Una nueva traducción del Samyutta Nikàya. Boston, MA: Wisdom Publications.
  • SUMEDHO, A. 1992. Las Cuatro Nobles Verdades. www.buddhanet.net

[2] Ver la Primera y la Segunda parte de este artículo, en este mismo blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − siete =