fbpx

La Atención Plena en el Parlamento Británico (3)

Continuamos con esta tercera entrada la publicación de la traducción del documento UK, MINDFUL NATION (Reino Unido, Nación Atenta), que el Grupo Parlamentario Multipartido sobre Mindfulness (GPMPM) presentó a mediados de octubre del 2015 al Parlamento británico.

Consideramos que este documento, las propuestas que contiene y el hecho mismo de haber sido elaborado por un Grupo Parlamentario con la intención de implementar medidas políticas que sostengan el uso de la atención plena, constituyen un hito histórico en la historia del mindfulness en Occidente y supondrá un precedente para otras naciones en el futuro inmediato.

En esta segunda entrega se define qué es mindfulness, se presenta sus orígenes, su funcionamiento, el desafío de su implementación en la sociedad británica, la formación y cualificación de los profesores o monitores, la ampliación de su alcance, la salvaguarda de la calidad mínima necesaria, la organización colegiada de los profesores o monitores, la necesidad de una regulación efectiva de la enseñanza profesional del mindfulness, así como propuestas generales de implementación. Nótese que, en todo momento, los parlamentarios se refieren a un mindfulness orientado a la práctica clínica, a modo de terapia para solucionar problemas psicológicos, es decir, como una práctica médica o psicológica.

Esta traducción está siendo posible gracias al esfuerzo desinteresado de algunos participantes en la Formación de Monitores de Atención Plena, según la metodología Mindfulness Basado en la Tradición Budista, creado por el maestro zen Dokushô Villalba y organizada por la Escuela de Atención Plena.

El editor

Capítulo 2: El papel de la Atención Plena en la Salud

Resumen

Las Intervenciones Basadas en Mindfulness (IBMs) tienen un papel únicoque desempeñar en el abordaje los problemas de salud que enfrenta el país. El NHS (sistema nacional de salud) está bajo una demanda sin precedentes y se busca un nuevo enfoque a la atención médica con un mayor énfasis en la prevención de la enfermedad, la intervención temprana y la promoción de la salud. La evidencia más fuerte para los tratamientos basados en la Atención Plena (MBis) es en la prevención de recaídas en la depresión. Hasta el 10% de la población adulta del Reino Unido experimentan síntomas de depresión en cualquier semana. La tasa de recurrencia es alta -después de un episodio de depresión, el 50% de las personas pasarán a tener un segundo episodio, y el 80% de ellos pasarán a tener tres o más episodios. La depresión puede tener consecuencias trágicas para la persona afectada, con un riesgo significativamente elevado de suicidio, y un impacto negativo en sus familias, los amigos y la sociedad en general. También tiene un elevado coste económico por la pérdida de productividad, pérdida de ingresos y por las prestaciones de las que se benefician; se estima que en los próximos diez años el costo de la depresión se elevará a 9,19 £ mil millones al año en pérdida de ingresos por sí solo, con un adicional de 2,96 £ mil millones al año en costes del servicio.

Se ha estimado que en la próxima década, el costo de la depresión se elevará a 9,19 £ millones de dólares al año en ingresos perdidos por sí solo, con un adicional de 2,96 £ mil millones al año en costes de servicio.

La depresión es dos a tres veces más común en las personas con problema de salud física a largo plazo que en la población general. En la actualidad hay más de 15 millones personas que viven con una condición clínica de salud a largo plazo que representa el 70% del gasto en salud y cuidados. Necesitamos con urgencia intervenciones eficaces para aquellas situaciones en las que se combina una pobre salud mental y física.

Para las personas con problemas tanto de salud física y mental, la recuperación de cada uno se retrasa y el efecto de la mala salud mental en enfermedades físicas se estima que costará al NHS al menos £ 8 mil millones al año. A través del mandato del programa “Parity of Esteem”, el NHS de Inglaterra ha reconocido que la salud mental y la salud física deben ser igualmente valoradas, e innovar en los modelos de atención que integran los enfoques de salud física y mental es una prioridad. La Atención Plena ofrece una oportunidad especial aquí, dado su enfoque mente-cuerpo integrado y la evidencia de sus beneficios a través de una gama de situaciones de salud física y mental, así como apoyar el bienestar y la resiliencia en toda la población como estrategia de prevención para el mantenimiento del bienestar de la gente.participativos

El efecto de la mala salud mental en las enfermedades físicas tiene un  coste que  se estima el NHS al menos £ 8 mil millones al año.

Los programas basados en Atención Plena (MBis) son inherentemente participativos, invitando a interesarse en experimentar el cuerpo y mente, y la promoción de una relación diferente respecto a ellos. Esta participación comprometida está en consonancia con los acercamientos de autogestión que han surgido como importantes modelos de atención de la salud. La Atención Plena invita a una transformación fundamental de la relación paciente-cuidador en una asociación de colaboración que muestra un interés por aprender cosas nuevas (inquiring). Los enfoques Basados en Atención Plena -ofrecen un gran potencial para transformar positivamente la cultura de la asistencia médica.

La evidencia

Un meta-análisis de seis ensayos controlados aleatorios con sujetos que estaban bien actualmente y que tenían una historia de tres o más episodios de depresión, ha dado como resultado que la Terapia Cognitiva Basada en la Atención Plena (MBTC –
Mindfulness Based Cognitive Therapy, en inglés) reduce el riesgo de recaída en casi la mitad (43%) en comparación con el grupo de control. Desde 2004, el NICE[1] ha recomendado MBCT para este grupo de personas. Además de la prevención de recaídas, el MBCT también es eficaz para reducir la gravedad de los síntomas depresivos en personas que actualmente experimentan un episodio de depresión.También hay nuevas pruebas con ensayos controlados aleatorios que apoyan el uso de MBCT para la ansiedad y para los adultos con espectro autista, así como una prometedora evidencia de los tratamientos basados en Atención Plena para la psicosis y que la reducción de estrés basada en Atención Plena (MBSR -Mindfulness Based Stress Reduction, en inglés) puede ser útil para aliviar la angustia de los jóvenes que sufren depresión y ansiedad. Sin embargo todavía hay lagunas importantes en la base de pruebas para estas condiciones clínicas y deben ser el foco de investigación en el futuro.Una de las áreas más importantes de la investigación ha sido los tratamientos basados en la Atención Plena y el tratamiento a largo plazo de condiciones salud física, crónicos. Una revisión reciente de 114 estudios encontró mejoras consistentes en la salud mental y el bienestar, en especial en la reducción del estrés, la ansiedad y la depresión, en el contexto de mala salud física.

En términos de condiciones de salud física, la evidencia más potente presentada es para el impacto psicológico de la vida de pacientes con cáncer, donde se describen 43 estudios que incluyeron nueve ensayos controlados aleatorios; también se han encontrado evidencias a partir de ensayos controlados aleatorios de los beneficios de MBSR para el dolor de espalda baja, la fibromialgia, la artritis, el VIH y el síndrome del intestino irritable.Hay evidencias prometedoras que sugieren que los beneficios potenciales de los tratamientos basados en Atención Plena se dan en una amplia variedad de otras condiciones de salud física incluidas las enfermedades que son de una preocupación acuciante para los responsables políticos, como la diabetes y la obesidad.

Mientras que la mayoría de investigaciones en esta área es con los adultos, también hay interés en el potencial de los tratamientos basados en Atención Plena para los niños y jóvenes que viven con enfermedades crónicas. Por último, existe un creciente interés en el potencial de los tratamientos basados en Atención Plena en los cuidados paliativos para apoyar a los que están muriendo y sus familiares y el personal médico, mejorando potencialmente la calidad del cuidado al final de su vida.Aunque que la mayoría de investigación se ha basado en cursos presenciales en MBCT y MBSR, hay evidencia de un reciente meta-análisis que los recursos basados ​​en la atención plena de autoayuda tales como libros y cursos en línea, en Internet, también puedan conducir a niveles más bajos de depresión y ansiedad. Esta evidencia se refiere, en lo esencial a las personas en entornos no clínicos y estos hallazgos no pueden ser generalizados a las personas que sufren problemas de salud mental diagnosticable.

Sin embargo sí sugiere potencial para un modelo escalonado de la atención médica que podría extenderse, tener un coste más efectivo así como ser una estrategia de prevención importante para aliviar la subclínica de la depresión y la ansiedad en la población en general, y a su vez tiene el potencial de reducir la necesidad de utilización de servicios de salud. La asistencia a cursos privados de Atención Plena indica su popularidad para este fin: una encuesta de YouGov para la Fundación de Salud Mental en el año 2015 mostró que existe un 65% de las personas interesadas en actividades para aliviar el estrés diario, y un tercio de ellos estaban interesados ​​en aprender más sobre atención plena.

 

Mientras que los niveles moderados de estrés pueden mejorar nuestro rendimiento, niveles excesivos o prolongados de estrés pueden aumentar el riesgo de enfermedad en un amplia gama de estados de salud física y mental. Un meta-análisis de estudios en poblaciones no clínicas indicó que MBSR puede reducir significativamente el estrés en comparación con el condición de control. Tales estrategias de prevención podrían ser críticos en la gestión de la demanda de atención sanitaria.

Los retos de la aplicación en el NHS

Hay un gran interés en la atención plena entre las partes interesadas en el cuidado de la salud con un 72% de los médicos que deseen remitir a los pacientes a los cursos de Atención Plena en la NHS. Sin embargo, sólo uno de cada cinco médicos informan tener acceso a los cursos de atención plena en su área.

Sólo uno de cada cinco médicos informan tener acceso a los cursos de atención plena en su área.

Algunos pioneros del sistema Nacional de SAlud han desarrollado programas a pequeña escala ofreciendo formación basada en Atención Plena, por ejemplo, Berkshire Talking Therapies, Lancashire Care Foundation NHS, Servicio de atención al cáncer del Norte de Gales, Nottinghamshire Fundación Healthcare NHS Trust, Oxleas NHS Foundation Trust, el sur de Londres y Maudsley NHS Foundation Trust, Sussex Partnership NHS Foundation Trust y Esk Use Valles NHS Foundation Trust.

Uno de estos programas ha sido desarrollado por el Centro de Atención de Sussex, una colaboración entre Sussex Partnership NHS Foundation Trust (una institución de Salud Mental) y la Universidad de Sussex. El centro lleva a cabo investigaciòn sobre la atención plena, ofrece cursos MBCT a pacientes y personal, así como un programa de entrenamiento para profesores de MBTC. En su servicio de atención primaria de adultos en East Sussex (Salud en Mente) ofrecen nueve cursos MBCT, abastecimiento para alrededor de 100 pacientes al año, con un profesor MBCT dedicado al seguimiento post curso para apoyar y garantizar su integridad. También suministran servicios de salud mental a adultos en atención secundaria, a sus hijos y servicios para jóvenes.

Otro modelo es Breathworks, una empresa social fundada en 2001 con sede en el noroeste de Inglaterra y trabaja a nivel nacional, y que ofrece cursos de ocho semana, adaptados del programa MBSR, para las personas que viven con dolor crónico y otros estados de salud física a largo plazo. Sus cursos no están en general disponibles en el NHS y cuestan £ 200 Libras, (con algunas becas parciales para los que no puede permitirse el lujo de pagar). También han establecido un programa de cursos de formación para el profesorado.

También hay algunos excelentes ejemplos de cursos en los servicios de salud física del NHS. Tres cursos de MBCT para el cáncer (MBCT-Ca) se llevan a cabo cada año en el departamento de oncología en la Unidad de Día del Alaw, Betsi Cadwaladr University Health Board, para las personas que viven en el norte y el noroeste de Gales. Los cursos se ofrecen a personas con todos los tipos y etapas del cáncer. Las personas con muy diferentes pronósticos, incluyendo aquellos en estado terminal y la enfermedad avanzada, son bienvenidos.

Sin embargo, a pesar de este tipo de programas, acceder a MBCT como lo recomienda NICE es todavía muy limitado. Una barrera para solicitarlo es que el MBCT es recomendado como una intervención para la prevención de las recaídas en la depresión en lugar de como un tratamiento para la depresión actual. Eso requiere que el NHS priorice la prevención. La importancia de este punto de vista se entiende bien en el debate sobre el futuro de la salud.

Otra barrera para la implementación de MBCT es que la salud mental y la salud física se tratan por servicios del NHS separados, dejando que sea el paciente y sus equipos de atención médica quienes tengan que gestionar estos sistemas separados. A pesar del principio de Igualdad de Estima (Parity of Esteem), la disponibilidad de intervenciones psicológicas dentro de la configuración de la salud física es aún muy limitada y esto es cierto para los “Basados en Atención Plena” , a pesar de la gran cantidad de pruebas a favor que pueden aliviar los síntomas de la depresión, la ansiedad y el estrés a través de una amplia gama de estados de salud física.

La falta de prestación en el SNS contrasta con el floreciente y rápido crecimiento de la prestación privada de cursos de Atención Plena. Esto restringe el acceso solo a aquellos que pueden pagar un curso de ocho semanas, que como muy barato, cuesta £ 200 o te piden una subscripción on line de £ 8 libras al mes. El peligro es aumentar las desigualdades en salud precisamente con los que tal vez tienen más que ganar con los tratamientos “basados en Atención Plena” que son quienes tienen menos capacidad de acceder a ellos.

Además, hay otra serie de desafíos en torno a la aplicación los cuales van al centro de la efectividad de estos entrenamientos de la Atención Plena Las cuestiones de la formación del profesorado, la integridad y la calidad se consideran en el capítulo seis.

¿Cuánto costaría?

El programa innovador “Mejorando el Acceso a Terapias Psicológicas” (IAPT) tiene como objetivo tratar el 15% de todas las personas con depresión y la ansiedad. Del mismo modo, como un primer paso, nuestra recomendación sería la de obtener el 15% de las personas en riesgo de recaída depresiva y cumplir con los criterios de las directrices NICE en cursos MBCT en 2020; De acuerdo con nuestro estimación, esto costaría algo menos de 10 millones de £ por año.

Utilizando cifras del informe de The Kings Fund sobre el coste de la depresión, titulado «Pagando el Precio: el costo de la atención de salud mental en Inglaterra para 2026 «, esto podría significar un ahorro de £ 15 por cada 1 £ invertida, con un mayor ahorro en los costos de salud relacionados, tales como recetas de antidepresivos. En línea con otros tratamientos de salud mental, los ahorros en la pérdida de ingresos son muy superiores a los costes.

Recomendaciones de salud

Dado el tenso clima financiero, le hemos dado una cuidadosa consideración a objetivos creíbles como una primera etapa.

Recomendaciones de Implementación

Se recomienda que:

  1.  El MBCT (Mindfulness-Based Cognitive Therapy[2] en inglés ) debe ser puesto en servicio en el NHS en línea con las directrices de NICE de modo que esté disponible para los 580.000 adultos  que cada año van a estar en riesgo de depresión recurrente. Como un primer paso,MBCT debe estar disponible para 15% de este grupo en 2020, un total de 87.000 cada año. Se debe realizar un seguimiento del progreso de los que reciban la ayuda.
  2. La financiación debe estar disponible a través del programa de entrenamiento  “Mejorar el Acceso a las Terapias Psicológicas”  (IAPT) con el fin de capacitar a 100 monitores de MBCT al año durante los próximos cinco años, para proporcionar un total de 1.200 monitores de MBCT en el NHS en 2020 con el fin de cumplir con la recomendación número 1.
  3. Las personas que viven tanto con un problema de salud física como con una historia de depresión recurrente deberían tener acceso al MBCT, especialmente aquellas personas que no quieren toma medicamentos antidepresivos. Esto necesitará la evaluación de las necesidades de salud mental dentro de los servicios de atención a la salud física y un sistema de derivación entre profesionales que garantice el lugar adecuado al paciente.
  4. El NICE debe revisar la evidencia de los tratamientos basados en Atención Plena en el tratamiento del síndrome de intestino irritable, cáncer y dolor crónico cuando modifique sus pautas de tratamiento.
Recomendaciones de investigación
 Se recomienda que:
El Instituto Nacional de Salud e Investigación (NIHR) debería invitar a la investigación de las ofertas para evaluar la eficacia (incluido el mantenimiento de los efectos) de los tratamientos basados en Atención Plena  en las siguientes áreas:
  • Un  ensayo definitivo, aleatorizado, controlado[3] de una adaptación del MBCT como prevención de recaídas  para  jóvenes con un historial de depresión para ver si en la prevención de la recaída, los resultados de los estudios con adultos, se pueden  generalizar a las personas más jóvenes.
  • Un ensayo definitivo aleatorizado controlado con una  evaluación de la salud económica del MBSR para personas que viven con un trastorno físico crónico.
  •  Un programa de investigación que explore la eficacia los tratamientos basados en Atención Plena de menor  intensidad como intervención preventiva en salud pública para grupos y comunidades con mayor riesgo de mala salud mental o  niveles preclínicos indicativos  de problemas  de salud mental. Esto debe incluir mediciones del bienestar y de los resultados en salud física así como el coste de su uso en atención primaria.

Esta es una gran oportunidad para desarrollar un tratamiento innovador para reducir la carga que supone la mala salud mental y el sufrimiento añadido al dolor físico y la enfermedad. La velocidad de puesta en marcha en el SNS parece ser lenta ya que las directrices NICE salieron en 2004.

También ha sido decepcionante la insuficiencia de las inversiones en investigación de calidad necesaria para fortalecer la evidencia. Instamos a las comisiones de atención sanitaria  y los organismos nacionales de financiación de la  investigación que  se avance  en estas recomendaciones.
Casos estudiados
Tamsin Bishton, Brighton

En 2008 yo estaba haciendo un trabajo que me encantaba en el
ámbito de las comunicaciones digitales y trabajaba con personas que consideraba mis amigas. Pero había una cultura de exceso de trabajo,  presión y gente “quemada”.
Seguí adelante tomando antidepresivos, pero los dejé a causa de los efectos secundarios. Casi no dormía y cuando iba a la cama por la noche sufría ataques de pánico. Un día me di cuenta de que no podía volver a la oficina si algo no cambiaba radicalmente.
Mi consejero Cognitivo Conductual me sugirió un curso de Terapia Cognitiva basada en la Atención Plena, y cambió mi vida. Desde el primer suspiro tembloroso sentí la posibilidad de volver a conectar con mi aliento, cuerpo,  pensamientos y sentimientos. Había algo indescriptiblemente poderoso en una simple parada y, después de haberme sentido atrapada y sin  poder, sentí un nuevo camino abierto.  Me alejó de la depresión, del miedo y la ansiedad llevándome junto a ellos. No fue un camino fácil de seguir. Es difícil mirar tus demonios a los ojos y decir: «Te tengo miedo, pero yo soy más fuerte que tú». Pero en lugar  de sentirme abrumada me sentía con control por primera vez en muchos años – y todo venía de parar, sentarse y respirar.
Encontrar tiempo para practicar todos los días sigue siendo difícil, estoy casada, tengo un niño, y nunca doy nada por supuesto. Pero hace  cinco años que me responsabilicé  de mi bienestar y cambió la forma en la que trabajo. Respondo de forma más constructiva; y mi ambición es tomar lo que he aprendido de nuevo en el lugar de trabajo para ayudar a otros como yo.
Anu Gautam, Manchester
Yo era una chica dinámica de 26 años de edad, una gran triunfadora cuando me diagnosticaron un Linfoma de Hodgkin en estado avanzado.
Nunca me imaginé que esto me sucedería. Mi salud se deterioró y fui sometida a  varios años de tratamiento intensivo.
Era difícil hacer frente al impacto físico. Pero también  perdí mi independencia y la capacidad de funcionar, y me sentía enojada y
desesperada.
Una vez que se completó el tratamiento intenté  volver a lo que había estado haciendo, pero los problemas de salud persistían. El curso de la Atención Plena Breathworks me mostró cómo aplicar la Atención Plena a las dificultades que estaba
enfrentando. El ambiente de cuidado era importante y fue la inspiración del monitor la que hizo que aceptase mi estado de salud. Aprendí a tener distancia de mis pensamientos y ver que no eran necesariamente ciertos. Eso tenía un impacto contundente. También vi que no tenía que ser empujada por los altibajos de la enfermedad. Comencé a experimentar una especie de paz que siempre estaba ahí, pasase lo que pasase.
Un par de años después se me pidió elegir entre un trasplante de médula ósea que podría poner fin a mi vida, o tener sólo unos pocos años sin ella. Fue la decisión más difícil de mi vida. Después de la intervención pasé seis semanas en aislamiento, sabiendo que mi vida podría estar llegando a su fin, pero me quedé con lo que estaba pasando, incluyendo la posibilidad de
morir. Fue un tiempo increíble.
Mi cáncer regresó el año pasado. Eso era molesto, pero yo sabía que estaba bien que fuese molesto. Aún no puedo llevar una vida muy activa, pero mis prioridades han cambiado. Lo más importante para mí es continuar este viaje. Me siento más feliz y más entera cada día. Y es genial.

 

Traducción de Jesús David Zarza, revisada por Dokushô Villalba.

[1] NICE: National Institute for Health and Care Excellence
[2] Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness
[3] CRT: Control Randomized Trial. Es el nivel más alto de evidencia científica. Es un experimento que cumple las condiciones de manipulación, aleatorización y control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + uno =