fbpx

No te dejes convencer por las reacciones negativas, la Ciencia es clara sobre la Meditación

meditación en el lugar de trabajo

No te dejes convencer por las reacciones negativas, la Ciencia es clara sobre la Meditación

Un estudio imperfecto no puede subestimar los beneficios de la meditación en el lugar de trabajo.

Autores: Arianna Huffington y Richard J. Davidson, PhD

Arianna Huffington es Fundadora y directora ejecutiva de Thrive Global, fundadora de The Huffington Post, y autora de más de 15 libros. Nombrada en la lista de la revista Time de las 100 personas más influyentes. De origen griego, se mudó a Inglaterra con 16 años y se graduó en la Universidad de Cambridge con un máster en Economía.

El Dr. Richard J. Davidson es Profesor de Psicología y Psiquiatría y Fundador y Director del Center for Healthy Minds, en la Universidad de Wisconsin-Madison. Doctorado por la Universidad de Harvard en Psicología, ha estado en Wiscosin desde 1984. Ha publicado más de 390 artículos, numerosos capítulos y revisiones y editado 14 libros. En el año 2000 recibió Nombrado en la lista de 100 personas más influyentes en el mundo por la revista Time en 2006. Su investigación está enfocada en las bases neurales de la emoción y los métodos para promover la prosperidad humana incluyendo la meditación y las prácticas contemplativas relacionadas.

Traducción y corrección: equipo de traductores de la EAP para el blog www.eaplena.es​

septiembre 2021

LU
MA
MI
JU
VI
SA
DO
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
Eventos para 1 septiembre
Sin eventos
Eventos para 2 septiembre
Sin eventos
Eventos para 3 septiembre
Sin eventos
Eventos para 4 septiembre
Sin eventos
Eventos para 5 septiembre
Sin eventos
Eventos para 6 septiembre
Eventos para 7 septiembre
Sin eventos
Eventos para 8 septiembre
Sin eventos
Eventos para 9 septiembre
Sin eventos
Eventos para 10 septiembre
Eventos para 11 septiembre
Eventos para 12 septiembre
Sin eventos
Eventos para 13 septiembre
Eventos para 14 septiembre
Sin eventos
Eventos para 15 septiembre
Sin eventos
Eventos para 16 septiembre
Sin eventos
Eventos para 17 septiembre
Eventos para 18 septiembre
Eventos para 19 septiembre
Sin eventos
Eventos para 20 septiembre
Eventos para 21 septiembre
Eventos para 22 septiembre
Eventos para 23 septiembre
Eventos para 24 septiembre
Sin eventos
Eventos para 25 septiembre
Sin eventos
Eventos para 26 septiembre
Sin eventos
Eventos para 27 septiembre
Sin eventos
Eventos para 28 septiembre
Sin eventos
Eventos para 29 septiembre
Eventos para 30 septiembre
Sin eventos
Eventos para 1 octubre

Todo tiene su momento. Y contra toda tendencia cultural hay una reacción negativa. Y ahora la reacción ha surgido contra la meditación. Confinada hace un tiempo a las páginas de salud o estilo de vida, ahora es igual de probable que leas sobre meditación en la sección de negocios, deportes o de ocio. Justo la última semana, hubo la noticia de que la app Calm alcanzó una valoración de 250 millones de dólares, en medio de lo que TechCrunch llamó “una explosión de interés en las apps de mindfulness.” Así que no fue una verdadera sorpresa cuando vimos el artículo de opinión del New York Times de la última semana titulado “Oye jefe, no querrás que tus empleados mediten.”

Pero el problema es que la meditación no es sólo la última novedad con la que alimentar la máquina cultural que nos dice lo que está o no de moda. Es un asunto de salud pública. Y el problema con este artículo es… en realidad, que hay muchos.

La afirmación central de los autores, Kathleen D. Vohs, profesora en la Escuela Carlson de Dirección de Empresas de la Universidad de Minnesota, y Andrew C. Hafenbrack, profesor ayudante en la Escuela Católica de Economía y Negocios de Lisboa, es que, basándose en su estudio, la meditación disminuye la motivación y por consiguiente “podría parecer contraproducente en un marco laboral.”

Pero para llegar a esa conclusión, y justificar el titular negativo, se necesitó que los autores definieran virtualmente todos los términos del estudio, y de hecho el propio estudio, de forma tan restringida como fue posible. “Una técnica principal de meditación mindfulness” afirman los autores “es aceptar las cosas como son.” En realidad, lo que el mindfulness hace es darte el poder de no reaccionar emocionalmente, irreflexivamente o impulsivamente a cómo son las cosas. Aceptación no significa resignación. Lo que significa está perfectamente resumido en la oración de la serenidad: “Dios, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y sabiduría para distinguirlas.” Y como Mark Williams, profesor de Psicología en Oxford, escribió: “el mindfulness cultiva nuestra capacidad para hacer cosas sabiendo que las estamos haciendo.

Además los autores reivindican que la motivación “implica cierto grado de insatisfacción con el presente, lo que parece en desacuerdo con un ejercicio psicológico que instila ecuanimidad y un sentido de calma.” Pero la gente se motiva sin parar por algo más que la insatisfacción: por amor, por gratitud, por patriotismo, por sueños de nuevos productos o un nuevo planeta. Con una definición tan restringida tanto de la motivación como del mindfulness, no es muy exagerado para los autores formular un estudio que encuentra, como ellos escriben, “tensión” entre las dos.

Uno de los mayores problemas con las conclusiones de amplio alcance es el ámbito del propio estudio. Para evaluar los efectos de la meditación, los autores hicieron que los participantes escuchasen una única grabación online de meditación mindfulness de 8 a 15 minutos de duración. No sabemos si la gente estaba acostada o lavando los platos cuando la estaban escuchando. ¿En serio? Eso no es ni de lejos tiempo suficiente para justificar conclusiones de tanta envergadura. Los beneficios de la meditación son mucho más obvios después de semanas de práctica. Es por eso que muchos de los estudios que han probado esos beneficios se basan en programas de 8 semanas o incluso más largos.

Y esos estudios han sido claros, inequívocos y casi universales en mostrar una multitud de beneficios, todos ellos valiosos en el puesto de trabajo. Uno de nosotros (Richard J. Davidson) ha llevado a cabo algunas de las primeras investigaciones neurocientíficas serias sobre la meditación y el primer ensayo controlado aleatorio de reducción de estrés basada en mindfulness. En el reciente libro que Davidson escribió con Daniel Goleman titulado Rasgos Alterados, explican que el propósito de la meditación son los cambios persistentes en rasgos que aparecen con la práctica prolongada. El tipo de práctica aislada estudiado por Hafenbrack y Vohs no produce ningún cambio duradero y no debe ser confundida con los cambios por la meditación mindfulness que los científicos han estado documentando durante décadas. En su nuevo libro, Goleman y Davidson han revisado cuidadosamente aproximadamente 6000 artículos científicos sobre la meditación y sintetizado todo lo posible la ciencia sobre esta área y encuentran que la meditación puede en efecto mejorar la realización de tareas en muchos campos, incluyendo aquellos que requieren atención concentrada y algunos tipos de memoria. La meditación también mejora la regulación emocional lo que ofrece beneficios secundarios en muchas otras tareas.

Los estudios también han hallado que la meditación puede aumentar la concentración, disminuir el estrés, mejorar la regulación emocional, ayudarnos a regresar a la tarea que nos ocupa después de habernos distraído y potencia la compasión y la creatividad, todas ellas cualidades increíblemente importantes en el lugar de trabajo. En 2016 una revisión en conjunto por Christopher Lyddy de la Universidad Case Western Reserve y Darren Good de la Universidad de Pepperdine analizó 4000 estudios sobre mindfulness. Lo que los autores encontraron fue que el mindfulness mejoraba los niveles de rendimiento a lo largo de un amplio rango de categorías. También abordaron la cuestión de la motivación. “El mindfulness puede apoyar a la búsqueda de objetivos mediante propiedades mejoradas de la motivación y de la atención.” escriben. “Aunque el mindfulness implica no luchar, no debería confundirse con pasividad. De hecho, la motivación autónoma – que es el impulso de perseguir actividades percibidas como importantes, valiosas o placenteras – parece ser mas alta en los individuos conscientes.” Añade Liddy, “cuando eres consciente, puedes tener una mayor conciencia del presente. Eso es vital para cualquier ejecutivo o director, que en un momento dado, puede ser acosado por problemas varios que demandan decisiones bajo estrés.

Es por eso que muchas compañías están valiéndose de esta poderosa herramienta. En Aetna, un programa de meditación para empleados ofrecido por el Director Ejecutivo Mark Bertollini, practicado por él mismo, ha sido acreditado con mejoras en la productividad de 62 minutos por empleado y semana, lo que Aetna valora en 3000 dólares por empleado al año. Es por lo que Ray Dalio, fundador de Bridgewater Associates, anima a su práctica entre sus empleados. “Es el mayor regalo que podría darle a alguien” dice, “aporta ecuanimidad, creatividad y paz.” El también considera la meditación como “la única razón fundamental” para su propio éxito en crear el mayor fondo de cobertura del mundo. Es por lo que el fundador de Salesforce, Marc Benioff, instaló salas de meditación en todas las nuevas oficinas de la compañía. Es por lo que Peter Cooper, fundador de Cooper Investors, confía en la práctica para su toma de decisiones. “Ser un inversor requiere la síntesis de grandes volúmenes de información en unos pocos hallazgos relevantes” dice, “la meditación me ha ayudado a descartar información interesante pero innecesaria y a concentrarme en las pocas cosas que marcan la diferencia en el rendimiento de inversiones a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =